Archivo de la etiqueta: curiosidades

¿Sabías que… Edgar Allan Poe?

Después de un largo rato de no publicar nada, les traigo unos datos interesantes sobre la vida de Edgar Allan Poe!

Si no viste los otros ¿Sabías Que…? sobre escritores, aquí los links: CLICK AQUI

Poe es uno de los escritores estadounidenses más famosos del Romanticismo. Además de ser considerado el creador de la novela detectivesca, destaca principalmente por sus relatos cortos de terror y sus novelas góticas. Es uno de los escritores más destacados del género de terror, con cuentos y poemas tan famosos como El Cuervo*. Durante las próximas semanas vamos a repasar algunas obras suyas, pero antes vamos a echarle un vistazo a ciertas curiosidades que le ocurrieron a lo largo de su vida y que probablemente muchos desconozcan:

– Cuando era joven, realizó una travesía a nado de ocho kilómetros por el río James, de Richmond a contracorriente. Según parece, Edgar era un gran deportista (a imitación de su mayor héroe, Lord Byron). Cuando algunos compañeros de clase le dijeron que en realidad no había realizado tal viaje, buscó a testigos para que lo dejaran por escrito.

– Su primer gran amor lo tuvo con 14 años y fue… la madre de un compañero de clase. Se llamaba Mrs. Stanard, era de una gran belleza y tenía unos 30 años. Para desgracia para Poe, murió al año siguiente. Se dice que a esta mujer le dedicó su poema “To Helen”.

– Un día, se peleó con un compañero de clase que era mucho más fuerte que él. A sabiendas de ésto, el ingenioso Poe esperó a que su oponente se cansara y entonces le pegó una paliza.

– Con 16 años, se matriculó en la Universidad de Virginia, donde empezó a jugar, a apostar y a beber. Sin embargo, a pesar de estas muestras de rebeldía, Poe se ganó la admiración de sus profesores al leer y traducir obras clásicas sin esfuerzo.

– Cuando tenía 17 años, empezó a trabajar en diversos empleos ocasionales, como el de dependiente y periodista. Cuando empezó a trabajar, usó el pseudónimo de ‘Henri Le Rennet’.

– Mintió para entrar en el ejército. Cuando tenía 18 años, quiso ser soldado, por lo que se alistó con el nombre de ‘Edgar A. Perry’ y afirmando tener 22 años. Durante esa época su sueldo era de cinco dólares al mes.

– Durante la misma época en la que se alistaba en el ejército publicó su primer libro, “Tamerlán y otros poemas”. En el prólogo, afirmaba haber escrito todos los poemas antes de los 14 años. Pero eso no es todo: lo firmó de manera incógnita como “un bostoniano”. Se cree que esto último lo hizo para despistar a sus padres adoptivos, que no querían que se dedicase a la literatura. Se dice que sólo se imprimieron 50 copias de este libro, ya que todos los gastos corrían por parte de Edgar.

– Se llevaba realmente mal con su padre adoptivo, John Allan. En una ocasión, Edgar le escribió una carta pidiéndole dinero que decía: “En nombre de Dios, ten piedad de mí y sálvame de la destrucción”. John Allan no le contestó, no le envió el dinero, y no le dejó nada de herencia cuando murió.

– Uno de los primeros periódicos en los que escribió fue el Southern Literary Messenger. Sus poemas, críticas e historias tuvieron tanto éxito que el periódico pasó de tener una tirada de de 700 ejemplares a más de 5.000 gracias a Poe.

– La causa de su muerte sigue siendo un misterio. Se cree que lo más probable es que muriera por consumir demasiado alcohol, pero no se descartan causas como la cólera, un ataque cardíaco, la sífilis, la meningitis…

– Rufus Wilmot Griswold, gran enemigo de Poe, se dedicó a desprestigiar vilmente al autor tras su muerte. Este individuo publicó capítulos autobiográficos sobre Poe llenos de mentiras y ofensas, poniéndolo como un ser depravado, borracho y drogadicto (por ejemplo, actualmente se ha demostrado que Poe no era drogadicto)

Fuente.
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

¿Sabías que… Arthur Conan Doyle?

Si no viste los otros ¿Sabías Que…? sobre escritores clica AQUI.

Arthur Conan Doyle es, sin ninguna duda, uno de los escritores que más aportado al género detectivesco. Como creador del más famoso detective de la historia, Sherlock Holmes, este escritor se convirtió en una famosa figura de su época y de toda la literatura. Hoy, buscaremos los aspectos más desconocidos y fascinantes de la vida de este prolífico escritor escocés:

  • Arthur no tenía intención de convertirse en escritor profesional en un primer momento. Como prueba de ello, él estudió medicina en la universidad de Edimburgo. Sin embargo, entre los estudios y los trabajos que iba haciendo para pagarlos, el joven Arthur empezó a escribir pequeños relatos como descanso. Enseguida debió darse cuenta de su potencial como escritor, ya que antes de cumplir los 20 años una revista llamada “Chambers’s Edinburgh Journal” le había publicado uno de sus relatos.
  • En cierta ocasión, tras haber finalizado sus estudios de medicina, empezó a trabajar como médico naval en el buque SS Mayumba. La labor literaria empezaba a flaquear y parecía que, al menos por el momento, Arthur no estaba dispuesto a crear los grandes éxitos a los que estaba destinado a hacer en un futuro.
  • Si alguna vez oyen hablar de una enfermedad llamada “Tabes dorsal”, acuérdate de este escritor. Y es que su tesis doctoral trató precisamente sobre ese tema, un estudio detallado sobre la enfermedad con el que finalmente consiguió el título de doctor en 1885.
  • Una vez, empezó a ejercer el oficio de médico como colaborador de un colega suyo. Sin embargo, las relaciones entre ambos nunca fueron muy buenas y pronto empezaron a surgir malentendidos y discusiones. Harto de esa incómoda situación, Arthur optó por la opción más radical: Se mudó de ciudad y empezó su propia clínica en solitario con sólo 10 libras encima. ¿Qué tal le fue con esa nueva aventura? Fatal. Muy poca gente iba a su clínica, pasaba horas enteras sin un solo cliente. Sin embargo, esa falta de trabajo fue la que le invitó a escribir historias mientras esperaba a que viniera alguien. Durante los largos ratos muertos que pasaba en el trabajo, finalizó su primera gran obra, “Estudio en escarlata”, que traía al mundo la primera aparición del gran Sherlock Holmes.

Una de las curiosidades menos conocidas sobre Arthur es que fue un gran aficionado al deporte. Fue portero de fútbol en un equipo amateur llamado Portsmouth Association Football Club; también fue un gran jugador de cricket, llegando a jugar diez partidos profesionales en el Marylebone Cricket Club; de vez en cuando jugaba a los bolos, aunque no tenía mucha experiencia en ellos; también fue un buen jugador de golf, llegando a ser capitán del club Crowborough Beacon Golf Club. Y junto con todo ello, llegó a practicar incluso el boxeo. Entre sus hechos más importantes, fue uno de los primeros introductores del esquí en el Reino Unido. Sin duda, amaba el deporte, y por los resultados que obtuvo no se le debía dar muy mal esa afición.  ^

  • Entre las distintas inspiraciones que Arthur tuvo para crear la personalidad de Sherlock, se cree que el principal personaje en el que está basado fue uno de sus profesores universitarios, Joseph Bell. Al parecer, tenía una personalidad muy analítica y gozaba de una gran inteligencia. De hecho, el propio Arthur Conan Doyle le mandó una carta al profesor agradeciéndole la inspiración:

“Sin duda, es a usted al que le debo el personaje de Sherlock Holmes (…) Alrededor de la deducción y observación que he oído que usted inculca he tratado de construir un hombre” 

  • Arthur fue nombrado caballero del Imperio Británico (un honor reservado a las más grandes contribuciones al Reino Unido). Quizás penséis que fue debido a su carrera literaria, pero estáis equivocados. Resulta que en esa época el Reino Unido había participado en la “Guerra de los Bóers”, un conflicto por el que el país se llevó duras críticas por parte de casi todo el mundo. Entonces, Arthur publicó un panfleto llamado “La guerra en el sur de África: causas y desarrollo” en el que defendía y justificaba la participación de su país. Este texto apoyando a su país tuvo bastante éxito y fue traducido a muchos idiomas, causa por la cual ganó el título mencionado anteriormente. Además, también lo nombraron vice-teniente del condado de Surrey.

  • Una de las controversias más raras que vivió fue su actividad como espiritista. Muchos de sus familiares habían muerto en un período de tiempo bastante corto, por lo que entró en una gran depresión y empezó a sentirse atraído por el espiritismo, llegando incluso a unirse a la “Unión Nacional de Espiritualistas”. Entre sus casos más sonados, defendió la veracidad de las hadas de Cottingley, que más tarde resultaron ser un fraude. No faltaba su participación en ningún ritual espiritista con sus compañeros.

  • Entre sus amistades, era un gran colega del famoso mago Harry Houdini. Al principio gozaron de una cálida amistad, pero pronto sus diferentes ideas los separaron: Arthur defendía fervientemente la existencia de hechos paranormales y magia, mientras que Houdini era completamente escéptico y luchaba contra todo ello. Cuando Houdini le dijo que todos sus trucos mágicos eran simplemente “trucos” que no tenían ninguna magia, Arthur no le creyó y empezó a mostrar argumentos en contra de él. Entre ellos empezaron a surgir malentendidos y las discusiones acabaron por separarlos.

  • Una de las tareas que siempre quiso realizar fue matar a Sherlock Holmes. El personaje que le había dado éxito nunca terminó de ser su favorito, ya que realmente él quería escribir novelas históricas. Cuando lo mató en una de sus novelas, miles de personas empezaron a vestir de luto y casi 20000 suscriptores al periódico en el que se publicaban las aventuras de Holmes anularon su suscripción apenados por la muerte de uno de sus héroes. Recibió también miles de cartas de sus más antiguos seguidores pidiendo que sus detectivescas aventuras volvieran a la vida. Parece que los gustos del público y de Arthur no eran los mismos.

  • Finalmente, murió a los 71 años de un ataque cardíaco. Las últimas palabras que dijo estaban dirigidas a su esposa: “Eres preciosa“. En el epitafio de su tumba figuraban las palabras:

Temple de acero
Rectitud de espada
ARTHUR CONAN DOYLE
Caballero
Patriota, médico y hombre de letras

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

¿Sabías que… Agatha Christie?

La reina del crimen, la dama del misterio, la escritora más traducida de todo el mundo. Agatha Christie es posiblemente la más famosa escritora de novelas detectivescas. Con un éxito de ventas insuperable y una carrera literaria tan extensa como la suya, Agatha es un referente en la literatura mundial, con su famosísimo detective Poirot (sin olvidar nunca a su otra creación, Miss Marple). Vamos a ver algunas anécdotas y curiosidades sobre la vida de esta gran autora:

  • Desde pequeña ya tenía una gran imaginación. Siempre había desarrollado una gran creatividad, y a menudo jugaba con personajes inventados por ella misma. Sin embargo, no por ello toda su infancia fue feliz. Cuando todavía era pequeña, su padre muere y la familia se sume en una pequeña crisis.
  • De joven también viajó a Egipto, donde quedó fascinada por toda la cultura oriental, afición que más tarde mostraría en sus novelas (“Muerte en el Nilo”, “Cita con la muerte” o “Asesinato en Mesopotamia”, por citar algunos).
  • Pero, sin duda, una de las mayores influencias que tuvo en su infancia fue su trabajo como enfermera. En este trabajo aprendió todos los secretos de la toxicología, aprendió las dosis necesarias para los envenenamientos, conoció a fondo todos los venenos, estuvo en constante contacto con sus síntomas y consecuencias… En fin, Agatha Christie acabó por ser una experta en el mundo de los venenos. Y, por supuesto, estos conocimientos los aplicó muchísimas veces en sus novelas, en numerosos asesinatos.
  • Agatha enseguida empezó a conseguir éxitos. En sus primeras novelas presentaba a sus dos grandes detectives, Hércules Poirot y Miss Marple. Estos dos detectives empezaron a cosechar éxito poco a poco, Agatha iba ganando popularidad con cada libro publicado.
  • ¿Adivinas qué hizo cuando empezó a conseguir sus primeros ingresos? Nada más y nada menos que comprarse un coche. Y es que, según se dice, Agatha Christie era una apasionada de los coches, le encantaba conducir su propio automóvil. 
  • Pero entre estas alocadas aventuras y pequeños progresos también se encuentran desgracias y depresiones. Por ejemplo, su amada madre murió, sumiéndola en una grave depresión. Y por si eso no fuera suficiente, en esa época su marido (al que le tenía mucho cariño) le dijo que estaba enamorado de otra mujer y que la dejaba. Grandes golpes en la vida de esta escritora, pero no por ello dejó que su obra empeorara. Agatha, con renovadas fuerzas, publicó un poco más tarde una de sus novelas más aclamadas, “El asesinato de Roger Ackroyd“, que disparó la fama que ya iba acumulando.

“La tristeza es la cuna de inspiración de todo escritor”

Agatha Christie 

  • Entre las “aventuras” personales que vivió Agatha, se encuentra una curiosa historia que revolucionó a todo el país. Como si de una novela suya se tratara, un día Agatha Christie desapareció completamente. Nadie conocía su paradero, la prensa echaba humo con los rumores, la gente se imaginaba lo peor. ¿Asesinada? ¿Secuestrada? ¿Se había escapado? Todo ello se estuvo barajando durante once días que duró esta escapada. Pero no, al final se encontraba… ¡En un balneario! Resulta que Agatha esta inscrita con un nombre falso. Pero no con cualquier nombre falso, sino con el nombre de la amante de su marido. Al parecer, la muerte de su madre y la infidelidad de su marido la llevaron a un grave ataque de nervios y de repente le entró una amnesia grave que la llevó a vivir esa extraña aventura. Ella aseguraba que no recordaba nada y, de hecho, tuvo que estar recuperándose en una clínica bastante tiempo. Las malas lenguas dijeron que sólo era un truco publicitario, pero lo cierto es que Agatha, consciente o inconsciente de su aventura, centró la atención de todo el país durante esos 11 fatídicos días.
  • Pero no acaban ahí las historias curiosas, hay otra también de gran interés. Un buen día, Agatha, cansada de escribir siempre sobre asesinatos, crímenes y detectives, decidió hacer algo completamente diferente y se puso a escribir novelas de amor. Bajo el pseudónimo de Mary Westmacott llegó a publicar 6 novelas románticas, completamente lejanas a su temática habitual.
  • Pero su obra también esta llena de curiosas anécdotas. El ejemplo más claro lo tenemos en su obra teatral “La ratonera“. ¿Y qué pasa con esa obra? Pues que lleva representándose ininterrumpidamente desde 1952. Hasta hoy no ha parado de representarse de forma continua, pasando a ser una de las obras teatrales de mayor éxito de la literatura universal.
  • Otro dato curioso de ella es sobre una característica que se presenta en todas sus obras policíacas. Y es que en sus novelas ella jugaba limpio, le daba toda la información necesaria al lector para resolver el crimen, le gustaba retar a sus seguidores. Antes de que el detective sacara la resolución, Agatha se aseguraba de que el lector ya tuviera los datos suficientes para resolverlo por él mismo, era muy escrupulosa en ese tema y siempre lo mantuvo así.
  • Pero la muerte acabó llegándole a nuestra querida Agatha. A la edad de 85 años, murió por causas naturales, pero con reconocimientos como el título de “Doctora honoris causa” en letras en la universidad de Exeter o el título de “Dama del imperio británico“, título que en esa época se concedía muy pocas veces y sólo por tener grandes éxitos.
Etiquetado , , , , , , ,

Las páginas negras de los escritores

Como en la vida real, las más morbosas y enrevesadas historias también se han dado en el mundo de la literatura. Idilios, drogas y otros temas escabrosos son los que conforman la prensa rosa de algunos escritores.
  • Para desvelar la cara más oscura de la literatura, comenzaremos por la historia del novelista William Burroughs, que mató a su esposa durante el transcurso de un absurdo juego a lo Guillermo Tell. El escritor, completamente ebrio, puso una manzana sobre la cabeza de su mujer, pero su puntería falló y no fue a la  manzana lo que alcanzó su disparo… Lo arrestaron pero al poco tiempo fue liberado y continuó con su carrera literaria.
  • Jossie Bliss era el nombre de la mujer con quien Pablo Neruda tuvo una turbulenta relación. Ella era nativa de Rangún y se conocieron cuando Neruda desarrolló su carrera como cónsul de Birmania. Se dice que el idilio duró unos meses hasta que ella se volvió peligrosamente celosa. En sus Memorias, el poeta relata que durante la noche creía verla “apenas vestida de blanco, blandiendo su largo cuchillo indígena, afilado como una navaja de afeitar, paseándose por horas alrededor de mi cama sin decidirse a matarme”. Cuando la coexistencia entre ambos se hizo imposible ella decidió marcharse. Él la acompañó hasta el barco que se la llevaría para siempre. A pesar de lo turbulento de la relación, Neruda escribió poemas (Tango del Viudo) que hacían pensar que aún la añoraba.
  • Charles Baudelaire llevaba una vida despreocupada donde primaban los excesos con las drogas y el alcohol. Frecuentaba prostíbulos e incluso se llegó a contagiar de sífilis que, más tarde, desencadenó la enfermedad que lo llevó a la muerte. Sus poemas son una muestra de su desordenada vida.
  • Edgar Allan Poe consumía opio como medicina a la dispepsia que padecía, aunque luego su consumo se convirtió en adicción.
  • Oscar Wilde fue condenado durante dos años a trabajos forzados en la cárcel de Reading acusado de homosexualidad, sodomía y pederastia.
  • Después de pasar por una fase de autodestrucción, el escritor Truman Capote murió a causa de una sobredosis, mientras que el poeta y revolucionario ruso Vladimir Mayakovski se suicidó con un disparo al corazón.
  • También Hemingway dejó tras de sí un halo de misterio cuando fue encontrado muerto a causa del disparo con una escopeta. El ángulo del disparo hace dudar de si fue un accidente o un suicidio, aunque no se descarta esto último debido al carácter depresivo del escritor, su adicción al alcohol y el avanzado estado de su enfermedad (Alzhéimer).

Como verán queridos lectores, que la literatura, como parte de la historia, está llena de páginas negras. Sin embargo, gracias a estas vidas atormentadas, vicios y adicciones, algunos autores describieron sus confusas y turbulentas emociones en verdaderas obras maestras, que a día de hoy, nosotros, los lectores, podemos disfrutar.

Autor: María Carvajal
Fuente.
Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , ,

Algunos descubrimientos científicos en torno al proceso de leer

A) LA VISIÓN


Una persona con visión normal pude leer por lo menos seis horas casi sin parar y sin sufrir malos efectos, tales como dolor de cabeza o vista fatigada. La gente que tiene defectos visuales no puede leer durante tanto tiempo y el cansancio de la vista comienza a sentirse a los 10 ó 20 minutos de lectura continua.

Con frecuencia, el lector no se da cuenta de que la dificultad está en sus ojos; puede pensar que es incapaz de leer o que no se siente bien, pero si las dificultades se presentan con cierta frecuencia, lo mejor es someterse a una revisión general.

PEQUEÑOS CONSEJOS PARA UNA VISTA SANA

  • TENGA SIEMPRE LUZ ADECUADA PARA LEER: Una luz adecuada es aquella que nos permite leer con comodidad, sin necesidad de esfuerzos extras por oscuridad o excesiva tensión por reflejos sobre la página. Digamos que para luz artificial, como regla general, es suficiente una bujía de 100w a una distancia de entre uno y tres metros de la página impresa, junto con otras bujías destinadas a la iluminación general de la habitación.
  • EVITE EL RESPLANDOR: El resplandor puede recibirse de las superficies brillantes, ya sea del pupitre o escritorio, o de las páginas lustrosas de los libros. Este se produce porque la principal fuente de alimentación está en posición incorrecta. El resplandor perturba la lectura y puede causar cierta fatiga ocular.
  • EVITE UN AMBIENTE SOMBRIO: Leer en una habitación totalmente iluminada es mucho mejor que tener una luz sobre la página y el resto de la sala oscura. Tanto la luz como el ambiente tienen que ser neutras.
  • MIRE EL INFINITO PARA DESCANSAR: Durante treinta segundos mire fijamente un objeto distante. Luego durante otros treinta segundos mantenga cerrados los ojos. Este minuto será suficiente para que sus ojos dejen de sentir ese cansancio que suele aparecer después de un largo período de lectura. Realice este ejercicio con frecuencia.
  • CAMBIE LA POSICION DEL CUERPO: Mientras se lee, a menudo se adopta una posición determinada durante largos períodos, esto es malo, lo ideal es tomar una postura correcta de lectura y levantarse por momentos más o menos breves para estirarse y caminar, relajando de esta manera el cuerpo y los ojos.
  • OBSERVE SI HAY SINTOMAS DE FATIGA OCULAR: Algunos de los síntomas más comunes de fatiga ocular son: enrojecimiento de los ojos, inflamación de los párpados, dolores en las sienes, en la parte posterior y otras zonas de la cabeza, notable desasosiego mientras se realiza alguna tarea visual, etc. Si esto se repite con frecuencia mientras lee, consulte al oculista.
  • OBSERVE SI HAY ENFERMEDAD EN SUS OJOS: Una enfermedad puede curarse bastante fácilmente con drogas de uso corriente. Los orzuelos u otras formas de inflamación de los ojos son a veces, consecuencias de fatiga ocular, y en cualquier caso deben ser vistos por el médico. Hay muchas otras enfermedades de los ojos, en las que el cuidado debe ser extremo, ya que algunas de ellas pueden conducir a la ceguera.
  • RETIRE LOS CUERPOS EXTRAÑOS CUIDADOSAMENTE: A veces, una pequeña partícula se introduce en los ojos, si es muy pequeña y no ha entrado con violencia, generalmente suele salir con sólo cerrar el párpado y dejar que las lágrimas lleven el objeto hacia un ángulo del ojo hasta salir. Un objeto más grande debe ser quitado con la ayuda de un trozo de tela limpia y suave. Otro buen sistema es enjuagar el ojo con agua hervida. Si por cualquier razón un objeto resultara difícil de extraer, debe ser quitado por el médico. Se aconseja no frotar el ojo afectado bajo ningún concepto.
  • USE ANTEOJOS SI ES NECESARIO: Esforzarse con una visión imperfecta sin usar anteojos, consume energía inútilmente y se empeorará el defecto. Esto generalmente origina desgano para el estudio o la lectura, dolores de cabeza y cansancio visual. Tenga en cuenta que el uso de anteojos inapropiados es más nocivo que su falta.
  • OBSERVE EL EQUILIBRIO OCULAR: Es fácil creer que los ojos son normales si se puede ver con precisión cerca o a distancia, pero anormalidades menores en la coordinación binocular frecuentemente no son detectadas y causan fatiga ocular. por todo lo anteriormente descrito y para un mejor cuidado de su vista, consulte periódicamente a su oculista.

Las deficiencias menores de coordinación binocular, pueden detectarse mediante un simple examen de los músculos motores de los ojos. Haremos una prueba que, a pesar de no ser tan exacta, tiene la ventaja de poder ser realizada por cualquier persona, aun sin conocimientos en la materia. Hágalo usted mismo con otra persona que a su vez luego puede examinarlo a usted.
 
· Ubique frente a usted a la persona elegida.
· Tome un lápiz y comience a describir, lentamente, un círculo alrededor de su cara de modo que deba mirar hacia arriba, hacia la derecha, abajo y a la izquierda.
· El circulo deberá hacerse a unos diez centímetros delante de la cara y lo suficientemente amplio como para que deba esforzarse para ver el lápiz.
· La cabeza debe estar quieta y sólo los ojos deben moverse en círculo.
· Cada vez más cerca de la nariz irá describiendo el círculo sin que los ojos dejen de ver el lápiz y hasta que éstos converjan hacia adentro semejando al estrabismo.
· Si su visión es normal, podrá mantener los ojos puestos en el lápiz hasta que éste toque su nariz.
· Si así no ocurriera, si alguno de los ojos deja de seguir el lápiz o simplemente deja de moverse, el examinado deberá consultar a un profesional para que le practique un examen más completo.
 
La corrección de defectos menores de coordinación binocular es motivo de controversias. Mientras algunos oculistas recomiendan anteojos, otros recomiendan ejercicios oculares y otros no intentan nada para corregirlos.

B) CAMPO DE RECONOCIMIENTO

La Visión Periférica es la capacidad visual que tiene el ser humano que le permite abarcar un ángulo de casi 180 grados. Esta visión se desarrolla por medio de un adecuado entrenamiento, pudiendo incorporarla fácilmente a los recursos que utilizaremos para una lectura mejor. Para tal fin, deberá controlar el número de fijaciones, observando las siguientes precauciones

A: Nunca comenzará a leer por la primera letra de la línea. A veces, ni siquiera por la primera palabra, que en la mayoría de los casos está implícita en el sentido del texto. Su primera fijación la hará a dos centímetros aproximadamente del comienzo de la línea, desarrollando así una mayor capacidad perceptiva al no dejar espacio en blanco a la izquierda del punto de fijación.

B: Del mismo modo, la última fijación de la línea la hará dos centímetros antes de terminar la misma, ya que si la hiciese en la última palabra o en la última letra, todo el espacio en blanco que su vista abarca a su derecha, es capacidad perceptiva y tiempo desperdiciados.

EJEMPLO: Los métodos de Lectura Veloz comprenden una serie de ejercicios, técnicas e indicaciones prácticas y teóricas que deben ser conocidas a fondo para que resulten efectivas. Es muy importante aplicar diariamente y sin omisiones estos recursos del modo que corresponda según el tipo de material a leer.

C: De esta manera ya se han establecido con precisión dos puntos de fijación. Las fijaciones intermedias entre los límites previstos se harán según la amplitud visual y la agilidad mental desarrolladas por el lector. Entre los límites dados (a, b) no resultará muy difícil proponerse un número determinado de fijaciones, que posteriormente se irán eliminando, a medida que se avance en el desarrollo de la Visión Periférica, desechando en todos los casos la lectura “palabra por palabra”.

EJEMPLO: La lectura de diarios y revistas puede servir de ejercitación diaria de las técnicas de Lectura Veloz. Por lo general nadie lee completamente un periódico; la mayoría de las personas selecciona los temas de su interés, y de los otros sólo lee los títulos o los lee con la técnica del salteo.

D: Dentro de la lectura, una palabra es sólo una mínima parte, a menudo sin sentido, del concepto que el conjunto expresa; por ello, el lector experto capta la lectura a través de “unidades de pensamiento”, en las que el concepto está expresado mediante un grupo de palabras. Toma así el pensamiento una parte más activa en cuanto a la captación, análisis, comprensión y retención de lo leído.

La lectura es un proceso muy complejo y esto es evidente si se piensa en el tiempo que lleva aprender a leer. Este proceso consta de dos partes principales: la recepción sensitiva, que comprende el movimiento adecuado de los ojos, y la cerebral, en la que el significado de los símbolos impresos se elabora en el cerebro. Durante el proceso de la lectura, nuestros ojos no se deslizan en forma regular a lo largo de la línea impresa, sino que avanzan en una serie de constantes movimientos y pausas. Estas pausas, a las que llamaremos “fijaciones”, representan el momento en que los ojos ven los caracteres escritos, cuya imagen llevan en la mente. Es decir, que la vista se fija en cada palabra del principio al fin de la línea, hace luego un movimiento rápido de regresión para retomar la línea inmediata inferior, y así sucesivamente. Estos movimientos de los ojos son fáciles de detectar.

Pida a una persona que tome un libro y que coloque la parte superior de la página a nivel de sus ojos y a una distancia normal. Sitúese frente a ella y dígale que lea dos o tres líneas. Mire sus ojos y observe la cantidad de fijaciones que hace para llegar al término de cada renglón. El lector lento trata de leer palabra por palabra. Necesita hacer de 8 a 15. Sin embargo, los ojos nunca realizan movimientos lentos. El tiempo que necesita el aparato óptico humano para percibir un objeto es de 1/100 de segundo (un centésimo de segundo). Tanto es así que si proyectáramos cualquier tipo de imagen a esta velocidad, un observador común podría decir que lo ha visto. Pero si en lugar de imágenes concretas, proyectáramos palabras, el mismo observador que, en este caso, además de realizar la operación de percibir debe también interpretar, no estará en condiciones de informar qué es lo que ha visto. Esta es la razón por la cual el tiempo de fijación aumenta a 1/5 de segundo (un quinto de segundo). Ante esta evidencia, deducimos lo siguiente: si el tiempo de fijación no puede acelerarse, será la disminución del número de fijaciones por línea lo que aumentará la velocidad de lectura.

Teniendo en cuenta lo expresado anteriormente, comenzaremos la práctica del ejercicio siguiente, que tiene por finalidad disminuir el número de fijaciones, ensanchando a su vez el Campo de Reconocimiento.

Es
todo
lo que
usted va
a hacer, un
conglomerado
con ejercicios
para desarrollar
recursos de comprensión
en favor de una mayor cultura.

Tome la Placa Visualizadora y deslícela muy lentamente de arriba hacia abajo sobre el triángulo de palabras. Fije su vista en la línea vertical que divide al triángulo en dos parles iguales y, sin mover sus ojos de izquierda a derecha, trate de leer la totalidad de las palabras de cada renglón que va apareciendo en la ventanilla. Es muy posible que en el tercer o cuarto renglón, mueva los ojos ante la imposibilidad de captarlo íntegramente. Cuando esto suceda, regrese al primer renglón y comience otra vez la lectura, muy lentamente, tantas veces como le sea necesario, hasta lograr llegar al último renglón y poder abarcarlo totalmente sin mover los ojos y sin esfuerzo.

Sin mover los ojos, pose su vista en la figura que hemos puesto en el centro de estos primeros renglones.

¿Cuántas palabras puede leer a uno y otro lado de su mirada? La mayoría de las personas pueden leer una de cada lado en el mismo renglón. A esta capacidad visual de lectura le llamamos Visión Central.

Poseemos, además, una capacidad visual a la que llamamos Visión Periférica, que alcanza aproximadamente 180º. Compruébelo extendiendo sus brazos a ambos lados del cuerpo. Sin mucho esfuerzo podrá reconocer ambas manos. Esta experiencia nos demuestra que la Visión Central que utiliza la mayoría de las personas para leer, es susceptible de ser ampliada.

Por medio de la familiarización con las palabras que componen nuestro idioma, y la ampliación del campo visual, el lector puede aprovechar al máximo su Visión Central. En este caso ya no se producen superposiciones y el lector abarca una mayor cantidad de palabras por fijación. En el siguiente ejemplo observamos un buen aprovechamiento de la Visión Central.

Al ser menor la cantidad de fijaciones realizadas, menor el tiempo empleado en leer el texto y, por tanto, mayor la velocidad de lectura.

El
leer
en vano
sin pensar
en la esencia
que es al fin y al
cabo lo único que nos
queda de ello, es poner
de manifiesto la insensatez
de haber perdido el tiempo en
una acción sin beneficio, lo cual
nos indica a las claras que el acto
de leer encierra en sí mismo una mayor
importancia en la formación de todos los
factores que hacen a nuestra personalidad.

Recuerde que es muy importante que sus ojos se acostumbren a leer dentro de la ventanilla de la Placa Visualizadora y no por encima o por debajo de la misma

así
ayuda
defensa
balancear
condolencia
revestimiento
insignificancia
saben que posible
afuera de cierto es
un instante nada pudo
una vez logrado el paso
se dará una terminación a
no siempre se logra estimar
téngase en cuenta que las dos
como consecuencia de ello fuese
en circunstancias como la que nos
acuerdos logrados entre las partes
han permitido solucionar diferencias
a través de la buena voluntad puesta de
cuando no sea posible llegar a un acuerdo
se hará una gestión en favor del logro dado
como secuencia dieron algunos cortos filmados

El propósito de reducir el número de fijaciones aumentando el espacio de reconocimiento, obedece a que cada palabra, lejos de ser una unidad de pensamiento definida, es sólo una parte de él. En consecuencia, este entrenamiento está destinado a la captación de grupos de palabras, conceptos íntegros en donde el pensamiento toma la parte más activa del proceso de leer y recordar.

Sin
seguir
un método
de estudios
el lector sólo
conseguirá pocos
resultados de este
curso que ha sido en
su totalidad elaborado
y estructurado para que a
través de su estudio enseñe
las técnicas más avanzadas de
la buena lectura. Es aconsejable
para esto llevar a cabo un régimen
de trabajos que esté acorde con esos
preceptos que se anuncian, y que serán

Esta
sección
está llena
de intención
creadora en la
idea de que sabrá
aprovecharla para el
incremento cada vez más
notable de sus facultades
con vistas a la expansión de
su capacidad de visión, teniendo
en cuenta que en general por pereza
los lectores tratan de seguir palabras
sin mayores esfuerzos de su parte, ya que

Ampliando su “Campo de Reconocimiento” captará más palabras por fijación, los movimientos de sus ojos serán más rítmicos y precisos, absorberá el texto en “Unidades de Pensamiento” y, consecuentemente, adquirirá una mayor velocidad y comprensión de su lectura. Lea “panorámicamente”, esto es, ubicando el texto a mayor distancia que la habitual, “abriendo los ojos” para captar la totalidad del renglón escrito y acompañando con su cabeza el recorrido descendente de sus ojos.

La velocidad y la comprensión en la lectura son inversamente proporcionales a la cantidad de fijaciones realizadas. Deducimos así que: a mayor cantidad de fijaciones, mayor tiempo de lectura, mayores distracciones y, consecuentemente, menor comprensión de lo leído.

a
sol
fauna
preciso
estaba en
duros lazos
miraban atrás
calar profundas
más bien era otra
leyendo con rapidez
en la ribera reposaba
saliendo con todos para
preciso instante en que a
pesar de no recapacitar una
especie de frío lo paralizó y
a pesar de su valentía cabal no
resistió a la presión que ejercía
aquel tremendo influjo misterioso
rayano a la brujería que desde su
infancia había ido creciendo poco
a poco hasta controlar totalmente
su cerebro su misma vida acaso ya
sin motivo que valiendo la pena
le dejarán tan siquiera penas
pero no desilusiones tontas
e inútiles que nunca pudo
sobrellevar sino con la
carga negativa y poco
menos que enloquecedora de la sin
razón de la culpa, de esa culpa en
que sin duda, él tendría sus dudas
al pensar qué autoridad o con qué
alevosa e insana mentalidad se la
atribuyeron a él sin embargo no
pudo con su genio, y ahí quedó.

C) VELOCIDAD Y COMPRENSION

  •   La velocidad en la lectura está condicionada por la capacidad de análisis y comprensión del lector.
  • A su vez, la comprensión, es la asociación de la palabra con el contenido ideológico de la misma.
  • De allí que la capacidad de leer esté dada por la interpretación de las palabras y conceptos, evocando al mismo tiempo la idea que representan.
  • Entre los lectores podemos distinguir claramente dos tipos: el lector común y el lector experto.
  • El primero lee lentamente y su comprensión es escasa; el segundo lee rápidamente y su comprensión es óptima.
  • El lector común lee palabra por palabra, a veces sin pausa alguna. Llega al final de su lectura y, tratando de evocar lo que ha leído, hace un esfuerzo por recordar algunas palabras que le indiquen lo más elemental del tema tratado. Practica la lectura lenta porque no dispone (por falta de entrenamiento) de la capacidad mental necesaria para asimilar conceptos más rápidamente. Imprimir mayor velocidad a su lectura implicaría sólo un apresuramiento, que no le permitiría comprensión necesaria a sus fines.
  • El lector experto, en cambio, lee conceptos íntegros, los analiza y los archiva. Su agilidad visual le permite la captación de grupos de palabras conformando un concepto, y su agilidad mental superior, le permite el análisis y la comprensión de esos conceptos.
  • Esta premisa rige para ambos lectores. En efecto, cuando usted lee un material de estudio, lo hace más lentamente que cuando lee una revista o un artículo periodístico. Si consideramos en cifras esta diferencia, tal vez podamos decir que el material de estudio lo leyó a razón de 100 palabras por minuto, y el artículo periodístico a 200 palabras por minuto.

· La diferencia fundamental entre ambos lectores radica en la comprensión y retención que han hecho de lo leído. El lector experto habrá adquirido una mayor cultura en un menor tiempo.

 

Autor: Farias Villalobos 
Fuente.
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: