Algunos descubrimientos científicos en torno al proceso de leer

A) LA VISIÓN


Una persona con visión normal pude leer por lo menos seis horas casi sin parar y sin sufrir malos efectos, tales como dolor de cabeza o vista fatigada. La gente que tiene defectos visuales no puede leer durante tanto tiempo y el cansancio de la vista comienza a sentirse a los 10 ó 20 minutos de lectura continua.

Con frecuencia, el lector no se da cuenta de que la dificultad está en sus ojos; puede pensar que es incapaz de leer o que no se siente bien, pero si las dificultades se presentan con cierta frecuencia, lo mejor es someterse a una revisión general.

PEQUEÑOS CONSEJOS PARA UNA VISTA SANA

  • TENGA SIEMPRE LUZ ADECUADA PARA LEER: Una luz adecuada es aquella que nos permite leer con comodidad, sin necesidad de esfuerzos extras por oscuridad o excesiva tensión por reflejos sobre la página. Digamos que para luz artificial, como regla general, es suficiente una bujía de 100w a una distancia de entre uno y tres metros de la página impresa, junto con otras bujías destinadas a la iluminación general de la habitación.
  • EVITE EL RESPLANDOR: El resplandor puede recibirse de las superficies brillantes, ya sea del pupitre o escritorio, o de las páginas lustrosas de los libros. Este se produce porque la principal fuente de alimentación está en posición incorrecta. El resplandor perturba la lectura y puede causar cierta fatiga ocular.
  • EVITE UN AMBIENTE SOMBRIO: Leer en una habitación totalmente iluminada es mucho mejor que tener una luz sobre la página y el resto de la sala oscura. Tanto la luz como el ambiente tienen que ser neutras.
  • MIRE EL INFINITO PARA DESCANSAR: Durante treinta segundos mire fijamente un objeto distante. Luego durante otros treinta segundos mantenga cerrados los ojos. Este minuto será suficiente para que sus ojos dejen de sentir ese cansancio que suele aparecer después de un largo período de lectura. Realice este ejercicio con frecuencia.
  • CAMBIE LA POSICION DEL CUERPO: Mientras se lee, a menudo se adopta una posición determinada durante largos períodos, esto es malo, lo ideal es tomar una postura correcta de lectura y levantarse por momentos más o menos breves para estirarse y caminar, relajando de esta manera el cuerpo y los ojos.
  • OBSERVE SI HAY SINTOMAS DE FATIGA OCULAR: Algunos de los síntomas más comunes de fatiga ocular son: enrojecimiento de los ojos, inflamación de los párpados, dolores en las sienes, en la parte posterior y otras zonas de la cabeza, notable desasosiego mientras se realiza alguna tarea visual, etc. Si esto se repite con frecuencia mientras lee, consulte al oculista.
  • OBSERVE SI HAY ENFERMEDAD EN SUS OJOS: Una enfermedad puede curarse bastante fácilmente con drogas de uso corriente. Los orzuelos u otras formas de inflamación de los ojos son a veces, consecuencias de fatiga ocular, y en cualquier caso deben ser vistos por el médico. Hay muchas otras enfermedades de los ojos, en las que el cuidado debe ser extremo, ya que algunas de ellas pueden conducir a la ceguera.
  • RETIRE LOS CUERPOS EXTRAÑOS CUIDADOSAMENTE: A veces, una pequeña partícula se introduce en los ojos, si es muy pequeña y no ha entrado con violencia, generalmente suele salir con sólo cerrar el párpado y dejar que las lágrimas lleven el objeto hacia un ángulo del ojo hasta salir. Un objeto más grande debe ser quitado con la ayuda de un trozo de tela limpia y suave. Otro buen sistema es enjuagar el ojo con agua hervida. Si por cualquier razón un objeto resultara difícil de extraer, debe ser quitado por el médico. Se aconseja no frotar el ojo afectado bajo ningún concepto.
  • USE ANTEOJOS SI ES NECESARIO: Esforzarse con una visión imperfecta sin usar anteojos, consume energía inútilmente y se empeorará el defecto. Esto generalmente origina desgano para el estudio o la lectura, dolores de cabeza y cansancio visual. Tenga en cuenta que el uso de anteojos inapropiados es más nocivo que su falta.
  • OBSERVE EL EQUILIBRIO OCULAR: Es fácil creer que los ojos son normales si se puede ver con precisión cerca o a distancia, pero anormalidades menores en la coordinación binocular frecuentemente no son detectadas y causan fatiga ocular. por todo lo anteriormente descrito y para un mejor cuidado de su vista, consulte periódicamente a su oculista.

Las deficiencias menores de coordinación binocular, pueden detectarse mediante un simple examen de los músculos motores de los ojos. Haremos una prueba que, a pesar de no ser tan exacta, tiene la ventaja de poder ser realizada por cualquier persona, aun sin conocimientos en la materia. Hágalo usted mismo con otra persona que a su vez luego puede examinarlo a usted.
 
· Ubique frente a usted a la persona elegida.
· Tome un lápiz y comience a describir, lentamente, un círculo alrededor de su cara de modo que deba mirar hacia arriba, hacia la derecha, abajo y a la izquierda.
· El circulo deberá hacerse a unos diez centímetros delante de la cara y lo suficientemente amplio como para que deba esforzarse para ver el lápiz.
· La cabeza debe estar quieta y sólo los ojos deben moverse en círculo.
· Cada vez más cerca de la nariz irá describiendo el círculo sin que los ojos dejen de ver el lápiz y hasta que éstos converjan hacia adentro semejando al estrabismo.
· Si su visión es normal, podrá mantener los ojos puestos en el lápiz hasta que éste toque su nariz.
· Si así no ocurriera, si alguno de los ojos deja de seguir el lápiz o simplemente deja de moverse, el examinado deberá consultar a un profesional para que le practique un examen más completo.
 
La corrección de defectos menores de coordinación binocular es motivo de controversias. Mientras algunos oculistas recomiendan anteojos, otros recomiendan ejercicios oculares y otros no intentan nada para corregirlos.

B) CAMPO DE RECONOCIMIENTO

La Visión Periférica es la capacidad visual que tiene el ser humano que le permite abarcar un ángulo de casi 180 grados. Esta visión se desarrolla por medio de un adecuado entrenamiento, pudiendo incorporarla fácilmente a los recursos que utilizaremos para una lectura mejor. Para tal fin, deberá controlar el número de fijaciones, observando las siguientes precauciones

A: Nunca comenzará a leer por la primera letra de la línea. A veces, ni siquiera por la primera palabra, que en la mayoría de los casos está implícita en el sentido del texto. Su primera fijación la hará a dos centímetros aproximadamente del comienzo de la línea, desarrollando así una mayor capacidad perceptiva al no dejar espacio en blanco a la izquierda del punto de fijación.

B: Del mismo modo, la última fijación de la línea la hará dos centímetros antes de terminar la misma, ya que si la hiciese en la última palabra o en la última letra, todo el espacio en blanco que su vista abarca a su derecha, es capacidad perceptiva y tiempo desperdiciados.

EJEMPLO: Los métodos de Lectura Veloz comprenden una serie de ejercicios, técnicas e indicaciones prácticas y teóricas que deben ser conocidas a fondo para que resulten efectivas. Es muy importante aplicar diariamente y sin omisiones estos recursos del modo que corresponda según el tipo de material a leer.

C: De esta manera ya se han establecido con precisión dos puntos de fijación. Las fijaciones intermedias entre los límites previstos se harán según la amplitud visual y la agilidad mental desarrolladas por el lector. Entre los límites dados (a, b) no resultará muy difícil proponerse un número determinado de fijaciones, que posteriormente se irán eliminando, a medida que se avance en el desarrollo de la Visión Periférica, desechando en todos los casos la lectura “palabra por palabra”.

EJEMPLO: La lectura de diarios y revistas puede servir de ejercitación diaria de las técnicas de Lectura Veloz. Por lo general nadie lee completamente un periódico; la mayoría de las personas selecciona los temas de su interés, y de los otros sólo lee los títulos o los lee con la técnica del salteo.

D: Dentro de la lectura, una palabra es sólo una mínima parte, a menudo sin sentido, del concepto que el conjunto expresa; por ello, el lector experto capta la lectura a través de “unidades de pensamiento”, en las que el concepto está expresado mediante un grupo de palabras. Toma así el pensamiento una parte más activa en cuanto a la captación, análisis, comprensión y retención de lo leído.

La lectura es un proceso muy complejo y esto es evidente si se piensa en el tiempo que lleva aprender a leer. Este proceso consta de dos partes principales: la recepción sensitiva, que comprende el movimiento adecuado de los ojos, y la cerebral, en la que el significado de los símbolos impresos se elabora en el cerebro. Durante el proceso de la lectura, nuestros ojos no se deslizan en forma regular a lo largo de la línea impresa, sino que avanzan en una serie de constantes movimientos y pausas. Estas pausas, a las que llamaremos “fijaciones”, representan el momento en que los ojos ven los caracteres escritos, cuya imagen llevan en la mente. Es decir, que la vista se fija en cada palabra del principio al fin de la línea, hace luego un movimiento rápido de regresión para retomar la línea inmediata inferior, y así sucesivamente. Estos movimientos de los ojos son fáciles de detectar.

Pida a una persona que tome un libro y que coloque la parte superior de la página a nivel de sus ojos y a una distancia normal. Sitúese frente a ella y dígale que lea dos o tres líneas. Mire sus ojos y observe la cantidad de fijaciones que hace para llegar al término de cada renglón. El lector lento trata de leer palabra por palabra. Necesita hacer de 8 a 15. Sin embargo, los ojos nunca realizan movimientos lentos. El tiempo que necesita el aparato óptico humano para percibir un objeto es de 1/100 de segundo (un centésimo de segundo). Tanto es así que si proyectáramos cualquier tipo de imagen a esta velocidad, un observador común podría decir que lo ha visto. Pero si en lugar de imágenes concretas, proyectáramos palabras, el mismo observador que, en este caso, además de realizar la operación de percibir debe también interpretar, no estará en condiciones de informar qué es lo que ha visto. Esta es la razón por la cual el tiempo de fijación aumenta a 1/5 de segundo (un quinto de segundo). Ante esta evidencia, deducimos lo siguiente: si el tiempo de fijación no puede acelerarse, será la disminución del número de fijaciones por línea lo que aumentará la velocidad de lectura.

Teniendo en cuenta lo expresado anteriormente, comenzaremos la práctica del ejercicio siguiente, que tiene por finalidad disminuir el número de fijaciones, ensanchando a su vez el Campo de Reconocimiento.

Es
todo
lo que
usted va
a hacer, un
conglomerado
con ejercicios
para desarrollar
recursos de comprensión
en favor de una mayor cultura.

Tome la Placa Visualizadora y deslícela muy lentamente de arriba hacia abajo sobre el triángulo de palabras. Fije su vista en la línea vertical que divide al triángulo en dos parles iguales y, sin mover sus ojos de izquierda a derecha, trate de leer la totalidad de las palabras de cada renglón que va apareciendo en la ventanilla. Es muy posible que en el tercer o cuarto renglón, mueva los ojos ante la imposibilidad de captarlo íntegramente. Cuando esto suceda, regrese al primer renglón y comience otra vez la lectura, muy lentamente, tantas veces como le sea necesario, hasta lograr llegar al último renglón y poder abarcarlo totalmente sin mover los ojos y sin esfuerzo.

Sin mover los ojos, pose su vista en la figura que hemos puesto en el centro de estos primeros renglones.

¿Cuántas palabras puede leer a uno y otro lado de su mirada? La mayoría de las personas pueden leer una de cada lado en el mismo renglón. A esta capacidad visual de lectura le llamamos Visión Central.

Poseemos, además, una capacidad visual a la que llamamos Visión Periférica, que alcanza aproximadamente 180º. Compruébelo extendiendo sus brazos a ambos lados del cuerpo. Sin mucho esfuerzo podrá reconocer ambas manos. Esta experiencia nos demuestra que la Visión Central que utiliza la mayoría de las personas para leer, es susceptible de ser ampliada.

Por medio de la familiarización con las palabras que componen nuestro idioma, y la ampliación del campo visual, el lector puede aprovechar al máximo su Visión Central. En este caso ya no se producen superposiciones y el lector abarca una mayor cantidad de palabras por fijación. En el siguiente ejemplo observamos un buen aprovechamiento de la Visión Central.

Al ser menor la cantidad de fijaciones realizadas, menor el tiempo empleado en leer el texto y, por tanto, mayor la velocidad de lectura.

El
leer
en vano
sin pensar
en la esencia
que es al fin y al
cabo lo único que nos
queda de ello, es poner
de manifiesto la insensatez
de haber perdido el tiempo en
una acción sin beneficio, lo cual
nos indica a las claras que el acto
de leer encierra en sí mismo una mayor
importancia en la formación de todos los
factores que hacen a nuestra personalidad.

Recuerde que es muy importante que sus ojos se acostumbren a leer dentro de la ventanilla de la Placa Visualizadora y no por encima o por debajo de la misma

así
ayuda
defensa
balancear
condolencia
revestimiento
insignificancia
saben que posible
afuera de cierto es
un instante nada pudo
una vez logrado el paso
se dará una terminación a
no siempre se logra estimar
téngase en cuenta que las dos
como consecuencia de ello fuese
en circunstancias como la que nos
acuerdos logrados entre las partes
han permitido solucionar diferencias
a través de la buena voluntad puesta de
cuando no sea posible llegar a un acuerdo
se hará una gestión en favor del logro dado
como secuencia dieron algunos cortos filmados

El propósito de reducir el número de fijaciones aumentando el espacio de reconocimiento, obedece a que cada palabra, lejos de ser una unidad de pensamiento definida, es sólo una parte de él. En consecuencia, este entrenamiento está destinado a la captación de grupos de palabras, conceptos íntegros en donde el pensamiento toma la parte más activa del proceso de leer y recordar.

Sin
seguir
un método
de estudios
el lector sólo
conseguirá pocos
resultados de este
curso que ha sido en
su totalidad elaborado
y estructurado para que a
través de su estudio enseñe
las técnicas más avanzadas de
la buena lectura. Es aconsejable
para esto llevar a cabo un régimen
de trabajos que esté acorde con esos
preceptos que se anuncian, y que serán

Esta
sección
está llena
de intención
creadora en la
idea de que sabrá
aprovecharla para el
incremento cada vez más
notable de sus facultades
con vistas a la expansión de
su capacidad de visión, teniendo
en cuenta que en general por pereza
los lectores tratan de seguir palabras
sin mayores esfuerzos de su parte, ya que

Ampliando su “Campo de Reconocimiento” captará más palabras por fijación, los movimientos de sus ojos serán más rítmicos y precisos, absorberá el texto en “Unidades de Pensamiento” y, consecuentemente, adquirirá una mayor velocidad y comprensión de su lectura. Lea “panorámicamente”, esto es, ubicando el texto a mayor distancia que la habitual, “abriendo los ojos” para captar la totalidad del renglón escrito y acompañando con su cabeza el recorrido descendente de sus ojos.

La velocidad y la comprensión en la lectura son inversamente proporcionales a la cantidad de fijaciones realizadas. Deducimos así que: a mayor cantidad de fijaciones, mayor tiempo de lectura, mayores distracciones y, consecuentemente, menor comprensión de lo leído.

a
sol
fauna
preciso
estaba en
duros lazos
miraban atrás
calar profundas
más bien era otra
leyendo con rapidez
en la ribera reposaba
saliendo con todos para
preciso instante en que a
pesar de no recapacitar una
especie de frío lo paralizó y
a pesar de su valentía cabal no
resistió a la presión que ejercía
aquel tremendo influjo misterioso
rayano a la brujería que desde su
infancia había ido creciendo poco
a poco hasta controlar totalmente
su cerebro su misma vida acaso ya
sin motivo que valiendo la pena
le dejarán tan siquiera penas
pero no desilusiones tontas
e inútiles que nunca pudo
sobrellevar sino con la
carga negativa y poco
menos que enloquecedora de la sin
razón de la culpa, de esa culpa en
que sin duda, él tendría sus dudas
al pensar qué autoridad o con qué
alevosa e insana mentalidad se la
atribuyeron a él sin embargo no
pudo con su genio, y ahí quedó.

C) VELOCIDAD Y COMPRENSION

  •   La velocidad en la lectura está condicionada por la capacidad de análisis y comprensión del lector.
  • A su vez, la comprensión, es la asociación de la palabra con el contenido ideológico de la misma.
  • De allí que la capacidad de leer esté dada por la interpretación de las palabras y conceptos, evocando al mismo tiempo la idea que representan.
  • Entre los lectores podemos distinguir claramente dos tipos: el lector común y el lector experto.
  • El primero lee lentamente y su comprensión es escasa; el segundo lee rápidamente y su comprensión es óptima.
  • El lector común lee palabra por palabra, a veces sin pausa alguna. Llega al final de su lectura y, tratando de evocar lo que ha leído, hace un esfuerzo por recordar algunas palabras que le indiquen lo más elemental del tema tratado. Practica la lectura lenta porque no dispone (por falta de entrenamiento) de la capacidad mental necesaria para asimilar conceptos más rápidamente. Imprimir mayor velocidad a su lectura implicaría sólo un apresuramiento, que no le permitiría comprensión necesaria a sus fines.
  • El lector experto, en cambio, lee conceptos íntegros, los analiza y los archiva. Su agilidad visual le permite la captación de grupos de palabras conformando un concepto, y su agilidad mental superior, le permite el análisis y la comprensión de esos conceptos.
  • Esta premisa rige para ambos lectores. En efecto, cuando usted lee un material de estudio, lo hace más lentamente que cuando lee una revista o un artículo periodístico. Si consideramos en cifras esta diferencia, tal vez podamos decir que el material de estudio lo leyó a razón de 100 palabras por minuto, y el artículo periodístico a 200 palabras por minuto.

· La diferencia fundamental entre ambos lectores radica en la comprensión y retención que han hecho de lo leído. El lector experto habrá adquirido una mayor cultura en un menor tiempo.

 

Autor: Farias Villalobos 
Fuente.
Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Comenta aqui

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: